Ventajas de apostar en línea o en una app de apuestas

    Vamos a poner las cosas así, no es lo mismo ir a un casino que abrir una App de apuestas en el teléfono inteligente y cobrar a lo lejos, pues claro que no. Afirmar eso sería como comparar presenciar un hecho trascendental con la experiencia de vivirlo, sencillamente hay más de una diferencia. Sin embargo, las virtudes de jugar en línea sí que pueden destacar, por tener algunas referencias, vamos a ver el presente artículo.

    Pero primero te decimos algunas de las casas de apuestas que te recomendamos utilizar:

    1. Caliente.mx2. Codere.mx3. 1xBet México4. NetBet México5. Bet365 México
    /
    /
    /
    /
    /
    Obtener el código Obtener el código Obtener el código Obtener el código Obtener el código

    Estos son los beneficios de apostar mediante una app de apuestas

    Me considero un jugador intermedio, estoy lejos de ser profesional, pero me gusta jugar al menos un par de veces a la semana. Si eres como yo, comprenderás que jugar no es simplemente salir de la oficina y meterse en el primer casino que encuentres en la esquina, comenzando por decir que tengo mis rituales, pero pocas veces el tiempo de llevarlos tal cual deseo, para darle forma a lo que intento decirte, te voy a dar una lista de los aspectos que evalúo y me dirás tú mismo, si que yo considero que son las mayores ventajas de apostar en línea son ciertas. Obviamente solo tú decidirás si aplican también a tu caso, o es estamos ingnorando alguna ventaja más:

    Economía del tiempo

    Tengo un ritual un poco tonto con esto de apostar y es que no puedo hacerlo si no llevo unas botas rojas que tenía el día que conocí a mi esposa. Sin embargo, no puedo llevar las botas conmigo siempre y el código de vestimenta de mi trabajo me impediría usarlas en la oficina, ergo, para poder sentirme cómodo conmigo mismo solía tener que hacer una parada en casa y entonces salir hacia el casino. Todo un problema logístico para algo que debería ser divertido.

    La seguridad está primero

    Me pasó una sola vez, pero también puede que haya tenido mala suerte, gané un premio sustancialmente alto en un casino del centro de la ciudad (obviamente llevaba mis botas rojas) y a pocas calles del sitio donde tan hábilmente gané una pequeña fortuna, alguien aún más hábil se las ingenió para extraer mi billetera de mi abrigo sin que me diera cuenta. Soy un tipo precavido, pero esto no me habría pasado nunca en un sitio de apuestas por internet.

    El casino está a un click de distancia

    Ya sé que en el teléfono no se hace precisamente “click” pero es más o menos lo mismo. No hace falta tomar un taxi al centro de la ciudad o salir de casa en un día frío para apostar una pequeña cantidad en el clásico de la jornada. Lo único que tienes que hacer es tu pronóstico y ponerle más cabeza que corazón al asunto. Todo lo demás ya está armado, incluso el cobro, así como el dinero salió de tu billetera, volverá a entrar si ganaste.

    Las retiradas rápidas son fantásticas

    Llevo años apostando y jamás tuve la oportunidad de salirme en medio de una apuesta que estaba yendo mal. Creo que esta es una de las ventajas que más aprecio de las plataformas de apuestas en línea. Más de una sorpresa me he llevado la temporada pasada en la Champions y siempre tuve la posibilidad de salvar algunos euros retirándome justo a tiempo.

    Comparar es vivir

    ¿Te imaginas el esfuerzo físico que implica ir a cinco casinos diferentes y comparar lo que tienen para ofrecerte? Es una tarea monumental, aunque los cinco locales estén emplazados en la misma calle, entrar y salir, entender las bonificaciones que te dan, comprar las fichas, cambiarlas a la salida y así con cada una de las tareas. Te garantizo que esta tarea tomaría a menos treinta minutos por casino más el recorrido entre cada uno de ellos. ¿Sabes cuánto me tomó comparar los cinco sitios de apuestas deportivas más grandes de internet? 10 minutos.

    Puedes concentrarte mucho más

    La razón por la cual las croupieres son tan atractivas en los casinos e incluso te convidan tragos gratis es porque entre más relajado estés, menos atención prestas al juego y obviamente las posibilidades de que dejes tu dinero en la mesa son más altas. No obstante, si eres como yo y juegas desde casa, todas las variables ambientales las controlas tú. No habrá una sonrisa que te impida jugar, ni tendrás que hacer tu cara de poker para evitar que otros jugadores se retiren por tu mano.

    Puedes socializar mientras estás jugando

    Como muchos jugadores hubo un momento en que las apuestas se convirtieron en un problema para mi, no tanto por el dinero en sí mismo, sino porque me aislaba de mi esposa, tenía poco tiempo libre y a veces tenía que decidir entre compartir un rato con ella o escaparme al casino. Poder jugar desde casa de alguna manera nos ha acercado, incluso ella se ha interesado en lo que hago y pudimos encontrar la forma en que los juegos de azar nos acercaran más el uno al otro.

    Los bonos son mucho más generosos en internet

    Sé que los bonos no son exactamente efectivo, pero nunca me dieron la posibilidad de jugar gratis en ninguno de los casinos reales a los que fui. Si como dicen los jugadores expertos, lo interesante del juego es el juego en sí mismo, más allá del dinero, creo que la posibilidad de apostar tranquilamente sin usar dinero real es algo que valoro muchísimo de la mayoría de las plataformas de apuestas en línea.

     

    Entonces ¿es mejor apostar en línea?

    Yo sigo yendo de vez en cuando a los casinos de verdad, la experiencia es envolvente y me dan una oportunidad de lucir mis bonitas botas de la suerte, sin embargo, si tengo que serte franco, nunca voy a estos establecimientos pensando en que tengo la posibilidad de ganar en realidad. Tú y yo sabemos que la razón por la que los casinos son tan grandes y lujosos es porque son abismos de dinero y rara vez saldrás con el dinero por las puertas, caso contrario a las apuestas por internet, ahí de a poco, pero puedo decirte que he ganado varias veces.

    Los distractores son mucho menos invasivos, no tengo la “necesidad” de cenar en el casino o de comprar unos tragos, simplemente me concentro en el juego que estoy jugando o en mi pronóstico, así de simple.