Menu

Los jugadores más barrio del futbol mexicano

Cada vez es más común que los futbolistas parezcan auténticos rockstars, poseen autos lujosos, visten marcas carísimas, hacen fotos dignas de un influencer, con personalidades y en lugares finos, modelando para alguna revista o incluso presumiendo que se dieron una manita de gato con el cirujano (como Héctor Herrera), pero no en todos los casos es así, hay algunos jugadores que se dicen orgullosos de su origen e incluso no tienen pena alguna en mostrar el barrio cuando salen a la cancha, alguno repartiendo leña y otros más presentando looks dignos de cualquier ‘Brayan’ de colonia.

Algunos han trascendido y han demostrado que su estilo extravagante se puede perdonar gracias a lo que hacen con los pies, otros definitivamente han llamado más la atención por sus looks exóticos o por actos de poco estilo.

Estos son los futbolistas que más barrio han desparramado en las canchas del futbol mexicano:

Adolfo ‘Bofo’ Bautista

Este hidalguense se ganó a la afición de Chivas con sus múltiples toques de folklor, cuando marcaba gol lanzaba un zapato hacia la tribuna, usó el 100 en la camiseta para festejar el Centenario de Chivas y se pintó el logo del equipo en el poco cabello que tenía, festejó goles en el clásico nacional de manera polémica y fue la figura en aquella Copa Libertadores que Chivas jugó en 2005, marcando un golazo en el Jalisco y provocando a La Bombonera, una de las tribunas más polémicas y a otro loco, Martín Palermo. Ganó dos títulos de la Liga MX, uno con el Pachuca y otro con el cuadro tapatío, marcando el gol definitivo.

 

 

 

 

Fidel Martínez

Este atacante se ganó el mote de ‘Neymar Ecuatoriano’ gracias a su look, pero dista mucho de tener la calidad del crack brasileño de PSG. Comenzó en Ecuador un par de años y le gustó a diversos equipos mexicanos gracias a sus actuaciones en una Copa Libertadores, siendo los Xolos de Tijuana quienes lo firmaron y con quienes tuvo su mejor etapa, después peregrinó en Leones Negros (a préstamo), con los Pumas fue medianamente importante, con Atlas prácticamente fue nula su actividad y su efectividad, algo que le implicó abandonar la Liga MX para emigrar al Peñarol en calidad de préstamo, en donde su paso fue todavía más gris, pues no ha jugado desde mayo 2018 y recientemente la el Deportivo Quito se arriesgó a contratarlo, ojalá haya dejado la fiesta.

 

 

 

 

Antonio Mohamed

La calidad de Mohamed con la pelota nunca fue duda, este argentino peregrinó por grandes equipos y quizá lo único que quedaba a deber era su físico, pues parece que nunca le preocupó estar en forma para destacar más, inició en Huracán y sus cualidades le dieron para llegar a Boca Juniors, posteriormente a Independiente, pero nunca pudo despuntar. En México su carrera fue de contrastes, llegó a uno de los barrios más pesados y parecía pez en el agua, a Toros Neza, ahí contagió o se contagió de sus compañeros y tuvo 5 años como líder. Jugó una Copa Libertadores con el América, pero Monterrey lo fichó y en los dos años que pasó en el norte, se le vio todavía más carente de un físico adecuado. Peregrinó con el Marte, Irapuato, Atlante, Celaya y se retiró con el Zacatepec. Recientemente emigró como entrenador a Europa, tras haberle dado un campeonato a América y a Monterrey desde el banquillo.

 

 

 

 

Sebastián ‘Loco’ Abreu

Este goleador natural ha vestido varias camisetas y en todos sus equipor ha demostrado porqué lo apodan ‘El Loco’. Abreu nació en Uruguay, pero ha tirado barrio por todo el mundo incluyendo 4 aventuras en Europa, dos veces en España, en Grecia e Israel, sumado a más de 20 equipos en el futbol en el continente americano. Su casa ha sido la Liga MX y se volvió todo un personaje, marcó con los dos equipos del Clásico Regio, es máximo anotador de Dorados en primera división y bicampeón de goleo, campeón de goleo con los Tecos y con Cruz Azul, prácticamente solo le faltó la mitad de los equipos por defender.

 

 

Isaac Terrazas

Este mediocampista mexicano era chaparrito, pero tan picoso que se volvía un referente gracias a su temperamento, chilango de nacimiento y surgido del América, repartía leña en cada cancha que pisaba, su estilo agresivo le costó múltiples amonestaciones y expulsiones. También con la selección mexicana dio prueba de su carácter, pues participó en el Mundial de Francia 98, un par de Copas Confederaciones, una Copa América y una Copa Corea. Incluso en un amistoso entre figuras veteranas de América y Chivas, le repartió un surtido rico de insultos al Bofo Bautista.

 

 

 

Alvin Mendoza

Otro surgido en América que desde el look demostraba que traía barrio, formó parte de una generación en la que la cantera águila trataba de sacar ídolos del pueblo y aunque no jugó de manera regular en ningún equipo, tampoco era desechado como otros jugadores. Tras militar en América, San Luis, Veracruz, Querétaro y Altamira, se dedicó durante más de 2 años enteramente a la ‘talacha’, hasta que el Deportivo Coatepeque de Guatemala lo volvió a firmar.

 

 

 

 

 

 

Michael Arroyo

A este Ecuatoriano amante de la crema y de las bicicletas, le encantaba pegarle al estilo de Cristiano Ronaldo y mascar chicle durante los partidos. Debutó con el Emelec, paso al S.D. Quito y el San Luis lo trajo a suelo azteca, su futbol explosivo lo llevó al Atlante y de ahí a Coapa, en donde tuvo momentos brillantes y ganó títulos. Tras dejar a las Águilas, emigró al futbol brasileño con el Gremio y después volvió a Ecuador con el Barcelona, en donde dio positivo a una sustancia prohibida (que según la prensa, se especula que es marihuana), de la cual ya es reincidente y podría costarle su carrera.

 

 

 

 

Miguel ‘Piojo’ Herrera

El flamante DT campeón del futbol mexicano ha demostrado en más de una ocasión que su ‘fina estampa’ es engañosa, pese a que el ‘Piojo’ procura vestir de manera elegante y con una cabellera espectacular, cuando entra a la zona técnica no deja de tirar improperios hacia el campo, a propios y extraños. Pero no solo como estratega ha sido así, también cuando era defensor en activo, repartió patadas, insultos y múltiples artimañas a los rivales, siendo una de las más recordadas la que se dio entre Toros Neza y la selección de Jamaica en un partido que tuvo todo, menos la calidad de amistoso.

 

 

 

 

 

Alan Pulido

Alguien debería de informarle a Alan Pulido que no, no es Cristiano Ronaldo y dista mucho de parecerse al astro portugués, es únicamente el riquillo del barrio. Este Tamaulipeco ha pasado de todo, ya tuvo una controversia contractual con los Tigres para dejar la institución un semestre antes de lo indicado, armó un mercado y recurrió ante el TAS para quedar libre e ir a jugar a Grecia, algo que le costaba no llegar al a selección y que le cerraba las puertas en el futbol mexicano. Cuando su novela parecía haber concluido y estaba amarrado para jugar con Chivas, resulta ser que un grupo de maleantes lo secuestraron y heroicamente pudo escapar.

 

 

 

Cuauhtémoc Blanco

Es el rey de reyes, el ave de las tempestades, el último emperador azteca, es el mejor americanista de todos los tiempos y su nombre detalla perfectamente ese carácter de mexicano picaro y de barrio (aunque ahora sea gobernador de Morelos), él es Cuauhtémoc Blanco, un crack polémico en todos los sentidos, un líder que peleó con los rivales por el balón y provocaba patadas, peleó con reporteros en la zona de vestidores, se rebeló ante La Vople, festejó de perrito, se lanzó a las redes… en fin, Blanco ha dado cátedra del estilo burlón que le permitía su calidad.